He vuelto

He vuelto a mentir
He vuelto a sentir
A helarme la cintura en una polla dura
A congelarme en el tiempo
En una mano en mi cintura
En un perfil porno
Que me llamaba puta
He vuelto a merendarme
La Fidelidad en ayunas
Equidistante de lodos y platas
Cobarde de piel y latas
He vuelto a beber
A sentir el alcohol rayándome el sexo
A esnifar la duda
La sangre del pecho
He vuelto a ser mala
(O buena, depende desde dónde se mire)
He vuelto y he venido para el quedarme

El deseo en furia

culos
Giran en el centro del torbellino
las tripas del poder ensangrentado
Las hormonas no liberan
la revolución recogida;

Se encoge en una turbina
de soles desatados
Entre mis dos piernas
la furia de la bestia
de mis líquidos;

El deseo se carcome,
de dentro hacia fuera
Colmado de pus
Avispado de voces
que entrecortan
la palabra del dictador;

Esas coces con las
que me entretiene el mundo
destrozada por dentro,
Con el estómago en el intestino
Y el intestino en la cabeza
Putrefacción de la intensidad
de ojos oscuros
llenos de voces.

El frío atora mi alma,
no encuentro la pulsión
El centro de la mente
está congelado
Nadie quiere salir
herido de las neuronas,
se han vestido de avispero
y rebotan contra la herrumbre.

La emoción se encogió hace un año
Cuando los dedos tocaban
el jabón de mi coño;
Nada fluye
Los arañazos no someten
A los dedos de mi ira vaginal
la tumban,
la amordazan;
La señal domesticada
se hace un ovillo en su mano
Sabe cuándo girar,
Sabe cómo,
Y yo entiendo cómo y dónde
retumba el placer;
conozco el camino para desatarlo
-mentalmente-
Gira, turbina, se desata revoltoso,
gira la turbina, deshace, corroe;
No es un giro desesperado
Ojalá lo fuera
Es un movimiento programado
De encaje,
Sin hilos,
Sin armas.
Echo de menos follar.

Captura de pantalla 2017-05-02 a las 11.47.45

Camas que follan sin fin

EGGN4102
El infierno son los demás
(Y nosotros que nos queremos).
En un salmo antiguo, viejo, ajado,
con carnes descolgadas y olor a podrido.
Es una historia antigua
pordiosera,
de túes, yoes y ellas
(y ellos).
De sorbidos,
chillidos mentales
y pensamientos guturales.
De manos largas y pies lisos,
de camisetas mojadas
y pelos en botones.
De camas finas y sábanas sucias
y colchones usados
(con otras)

Es un devenir mancillado
altamente explicado
relatado (por otros).
Un final que no nos pertenece
a nosotros
que dejaremos de amarnos
a ellos
a los que nunca quisimos.

Saludable ponzoña,
alegre devenir que gira
sobre este mar sin fondo
que desaprende a torear el fin
Y enhebra el inicio
como si fuera un durante
mediante camas que follan sinfín.

Captura de pantalla 2017-05-02 a las 11.47.45

El tumulto con el que te vienes

image1

He vuelto a la osadía de tu ser,
a cerrarte con mi sexo las ideas peregrinas.

He vuelto a allanar tu sexo con mi lengua,
a absorber el recodo del deseo
con las puntas de los dedos.

A revolverte el ansía de abrirme por dentro
–con arañazos en el corazón y en la sangre–
Y el moratón sellado con la boca.

Empújame más adentro hasta que me caiga por el precipicio,
no me sujetes cuando me deshaga en suplicios.

La carne se desliza por la respiración de mi alma e intenta llenarte,
rozar el tumulto con el que te vienes,
mirarlo a los ojos y arrancarle la duda.
Captura de pantalla 2017-05-02 a las 11.47.45

Violación

IMG_4519

Esquina sin fin, rincón de la cama vacío,
sombra, olor a humo,
sábanas mojadas en sudor,
medias bajadas hasta el corazón,
cortina de fantasmas por el vestíbulo.

Hueco en sangre, paz en violencia,
rota en carnes
abandono vital en escondite errante,
pasos que se van
manos que atrapan,
cuerpos que confían
y se dejan besar.

Atrapada en una sala cerrada, sin diván, con rayas encima de una lata,
hombres que golpean la puerta cerrada,
Manos que intentan zafarse.
oscuridad,
techos sin fondo
lodo en los pantalones,
querer y no poder gritar,
oír la condena en el fondo del fondo
Poder atrapar el murmullo final
de la otra tumbada en la cama
que mira sin mirar
la esquina de la cama vacía.

Fotografía. Martin Page. 

Captura de pantalla 2017-05-02 a las 11.47.45