Enferma

El dolor es un usufructo de mi persona

Me limita

Me limpia de vida

Me condena al ostracismo

El dolor se conduce redondo

Porque cuando se aplana, se rebela

y me repta por el esófago

Hasta la laringe

Estruja mi vientre como el papel de una papelera

Ya no grito porque no quiero asustarlo

Prefiero que no me oprima el rostro con sus legañas dulces

Sé que va a estar aquí

Cuando yo crea que ya se ha ido

Sé que no se va a ir nunca

El dolor

Que cuando coma, croará

Y cuando no lo haga, me debilitará

Estamos aprendido a vivir juntos

-Él y yo-

Pero no nos amoldamos

La adaptación me rompe el estómago

Truenos en cascada

Puñetazos en el bazo

Salientes en el risco del páncreas.

Abrazo al dolor

Esquivo de caricias

Repelente porque me ignora

Me desoye

No obedece

Anárquico en sus horarios

No llegamos a un acuerdo

Viene cuando se le antoja

Me deja cuando lo necesito

Así que él gana

Pero yo me empeño en arrastrarlo a la batalla

O tú o yo, le digo

Cuando estoy henchida de orgullo

Cuando la fuerza me corroe

Ya sabéis cómo termina el forcejeo

Yo, en el suelo

Él pisándome el rostro en una mueca

Atroz

No hay día que no venga a visitarme.

Al menos en eso no me falla.

Seguiremos andando juntos

Y tal vez la próxima vez que escriba sea para contarles que nos llevamos

Mejor

Que convivimos mejor

Que así sea

He vuelto

He vuelto a mentir
He vuelto a sentir
A helarme la cintura en una polla dura
A congelarme en el tiempo
En una mano en mi cintura
En un perfil porno
Que me llamaba puta
He vuelto a merendarme
La Fidelidad en ayunas
Equidistante de lodos y platas
Cobarde de piel y latas
He vuelto a beber
A sentir el alcohol rayándome el sexo
A esnifar la duda
La sangre del pecho
He vuelto a ser mala
(O buena, depende desde dónde se mire)
He vuelto y he venido para el quedarme

Anorexia I

2 bn.jpg

El cuerpo de una niña en la escalera,
Deforme.
Doblado.

El cuerpo de la niña en la soga de un patio,
Los alumnos se ríen.
La grasa se rompe.
El piso la recoge.

La niña no abre la boca.
El cuerpo de la niña se rompe.
Ellos se ríen.
Ellos la rompen.

La niña atraviesa el cristal con los dientes fríos,
Los pies abiertos,
La mente en sal.
El corazón informe.

La niña cruza el reflejo
Del espejo de su habitación.
Los niños ríen.
Los niños rompen.
Los niños le gritan.

La niña no abre la boca.
La niña no come.
Ellos la besan.
Ellos la rompen.

La niña se estira
Su cuerpo deforme
Espigada ahora
No traga
No come
Pero la silueta se expande
Por el techo del borde
Por la simiente de la clase
Por el capullo sin nombre.

El cuerpo crece por encima de la tapia
El cuerpo crece y crece
El cuerpo delgado se rompe
La niña besa
La niña sorbe
La niña sopesa
La niña se rompe.

2000px-Cc_by-nc-nd_euro_icon.svg

Foto: Óscar Carriquí.